Sabiduría nocturna


En cada cañada, por cada valle,

nuestros cuerpos, egoístas, interpretan su concierto.

Húmedas, con tu savia nocturna,

mis manos dibujan un mapa en  tu piel,

y

nuestras bocas aroman la oscuridad.

Somos sabios,

somos savia, somos sangre,
somos vida que no cesa de latir.

Anuncios

1 Comment

Este blog se alimenta de comentarios. ¡Deja uno (o los que quieras)!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s